Caja de luz o softbox

Vamos a ver como podemos constrir una de tantas cajas de luz que podemos ver por la red, pero…. ¿Qué diferencia esta de las demás?.

La premisa es que fuera resistente, dentro de lo que pueda ser algo construido con cartón claro y sobre todo que no dependiera de hacer pinitos colocando flexos, lamparas, etc. para iluminarla. También se buscó que fuera fácil de mantener en el futuro.

Lo primero es la materia prima, lo idóneo serian varias cajas de iguales dimensiones para despues utilizar parte de una de ellas como tapa donde colocar la lampara y los laterales para el mismo fin.

Vamos a practicarle tres rectángulos a la caja principal que harán la veces de ventanas, serán para poner una lampara en la parte superior y dos en los extremos.

Ahora con una regla marcamos para hacerle unas solapas a la caja y reforzar el borde donde colocaremos el papel vegetal. Lo más rápido y cómodo es utilizar cola blanca de carpintero.

Cortamos con la misma regla y un cutter la parte del medio y perforamos la capa superior del cartón en la solapa para doblarla hacia el lado opuesto.

Si os fijáis en la foto después de doblar la pestaña quedan alrededor de 5 centimanos hasta el borde de la caja, esto es imprescindible para que repose la tapa superior, como veremos más adelante. Aplicamos cola y a esperar un rato.

Repetimos el proceso con la cara opuesta y la superior.

Yo no tuve la suerte de tener cajas iguales por lo que toco rebuscar un poco. La cosa quedaría tal que así después de cortar la parte de abajo y presentarla sobre la que ya tenemos.

Como se puede ver se pegaron las pestañas de la caja con cola que siempre es mejor que sujetarlas con la cinta de embalar, dándole más consistencia. Una vez en esta posición le hice unos cortes verticales en las esquinas y con la regla deje una pestaña de la misma anchura que el borde que antes dejamos en la caja.

Teniendo que utilizar cinta, la mejor opción es la que denominan “américa”, por si gran resistencia. Sólo queda emplearla….

Y una vez más vamos viendo el resultado.

Mientras tanto podemos ir pintando algunas cosillas.

Aunque no se aprecia muy bien, antes de nada pinte con spray plateado la parte interna de la tapa superior y despues la tape con los cartones para hacer el exterior.

Le toca el turno al maravilloso soporte de la lampara, que como todo busca sencillez y economía. No son mas que capas y capas de cartón, cola y cinta transparente para fijarlas hasta secarse.

Ahora todo montado y pintado.

Laterales!!Los podemos hacer de la misma manera que la tapa superior, pero me pareció mejor que tuvieran forma de cuña para dirigir y aprovechar mejor la luz. Y para hacerlos, lo mismo de antes, medir y cortar pestañas pero prestar atención a no pegar una de ellas, en este caso en el extremo mas estrecho, para utilizarla de bisagra y poder abrir el lateral para cambiar la bombilla; mas adelante concretaremos este punto.

Y pintura. Veis lo comentado antes de no doblar una de ellas ni pegarla.

Como porta lamparas metí el casquillo dentro del tapón del bote de pintura el cual pegue con cola termo fusible al lateral utilizando una pistola para ello.

Ahora os pongo dos fotos con la pintura terminada y la instalación del papel de las ventanas que no tiene mas que mucha paciencia para pegarlo, graparlo o encintarlo según vuestro criterio.

Ánimo que ya nos queda muy poquito. Toca sujetar los laterales por la parte trasera con la misma cola termo fusible de antes y pegar por todo el borde cinta auto adhesiva con velcro para cerrar el conjunto (recomiendo echar pegamento, porque no es muy “adhesiva” que digamos).

De igual manera pegamos el velcro en la tapa superior.

Vamos concretando ya.

Si os fijais en la foto anterior se puede apreciar que la parte central no esta pintada. La cosa es utilizar una cartulina blanqua que podamos quitar. Primero para hacer una curva en la parte trasera evitando sombras y segundo porque del uso se ensucia. Utilizando unas tiritas de velcro por detras de la cartulina nos permitirá sustituirla rapidamente, o incluso utilizar otro color.

No he dicho nada del tema eléctrico, pero presupongo que el que se meta en estos berengenales sabra unir un cable a cada casquillo, ponerle un interruptor y una toma de corriente.

Todo terminado hacemos unas pruebillas.

Y esto es todo….

Esta entrada fue publicada en Bricolaje. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *